La chica que brincó a la nada

Y ella brincó.
¡ B R I N C Ó !
Dejó atrás sus miedos
y también los pensamientos.
Simplemente brincó.
La puerta del suelo había estado abierta,
solo había oscuridad en su interior,
y sin embargo, ella brincó.
¡ B R I N C Ó !

¿No es eso increíble?
Y yo, yo siempre la vi brincar y regresar,
envidiándola eternamente
por su valentía y decisión.
Ella brincaba, yo la observaba.
Ella vivía aventuras y yo las leía.
Ella siempre avanzaba,
mientras yo estancada siempre estaba.
Pero un día, dejaré de observarla.

Y brincaré.
¡ B R I N C A R É !
Dejaré atrás mis miedos
y también mis pensamientos.
Simplemente brincaré.
La puerta aún en el suelo estará,
y si no lo está, la buscaré,
solo habrá oscuridad en su interior,
y sin embargo, yo brincaré.
¡ B R I N C A R É !


3 comentarios:

No seas tímida, alma cósmica.