La espera

Hoy vengo con el corazón un poco roto y con un solo pensamiento en mi atormentada mente: volverá. Y es que hoy llevé a mi pequeño hijito, mi gatito llorón, al veterinario. Esterilización. Oh, cuántas veces intenté llevarlo y no pudo realizarse el procedimiento. Así que hoy fui decidida en la mañana y el doctor me dio luz verde para que pudiese llevar a Misty. Fuimos, él iba bastante tranquilo y de pronto, cuando lo saqué de la caja transportadora, dio un salto rápido. Yo estaba lo suficientemente lista para eso, así que lo pesqué de una patita y creo que eso fue lo que arruinó todo. Misty volvió a saltar, solo que ésta vez huyó y se metió en el corredor de una nevería que está a lado de la Veterinaria.

Corrí tras el michi, pero ya no lo alcancé. Se metió en unas fosas y tuve que rodear todos los negocios para poder pedir permiso y entrar al patio de la casa en cuestión. Lo llamé muchas veces, le prometí muchas cosas, le llamé de todas las formas y él no contestó.

Así que regresé a casa. He estado llorando.  Dice el doctor que regresará en unas horas, pero Misty no suele ir a la calle y perderse durante días a pesar de que ya está en la edad de hacerlo. Mientras tanto, todos lo esperamos y rogamos  que regrese sano y salvo. 


3 comentarios:

  1. Ay Ana que horror, pobrecito ;w; Espero que vuelva pronto bonita ;w;

    ResponderEliminar
  2. Anaa!! Espero que encuentres pronto a Misty!! y que vuelva pronto para mimarlo mucho! Animos! que seguro que regresa!
    BESOS

    ResponderEliminar

No seas tímida, alma cósmica.