La pregunta más importante

Con la mirada perdida en el cielo, el atardecer apoderándose del claro azul y de su curiosidad, ella se preguntó qué se sentiría sonreírle y recibir una cálida sonrisa como respuesta.

Con las manos hundidas en sus bolsillos, la media noche apoderándose del brillo de las estrellas y de su añoranza, él se preguntó qué se sentiría amar a alguien y sentirse amado.

Una lágrima de tristeza resbalando por su redonda mejilla. La pregunta más importante formándose en su mente: ¿cuándo?

Un suspiro de frustración escapando de sus delgados labios. La pregunta más importante formándose en su mente: ¿dónde?

Ella considerándose tonta enamorada del amor.

Él llamándose estúpido enamorado del amor.

Ella creyendo que él ni nadie podría amarla.

Él creyendo que ni ella ni nadie podría amarlo.

Ambos, inconcientes, de que al mismo tiempo, pensaban en el otro.

3 comentarios:

  1. Oh...ojala fuera así siempre :c Me gusto mucho la forma en que lo escribiste :3

    ResponderEliminar
  2. NO.
    Digo no. De verdad no. Me dan pena estas cosas, pero así como //mUCHA// pena. Which is why i say no.
    I liked it tho, but no D:

    ResponderEliminar
  3. Coincido con abbie, nope, muy triste ay.
    Igual hermoso escrito annie, Besos :3

    ResponderEliminar

No seas tímida, alma cósmica.